Visitar las Islas Maldivas durante el Ramadán

Ramazan, como se llama en las Maldivas, o Ramadán en otras partes del Medio Oriente. Es un momento de sobriedad y un viaje espiritual para los musulmanes, pero puede ser una pesadilla logística para los viajeros. Sigue los consejos de nuestra guía para viajar en las Maldivas durante este período para evitar sorpresas.

Para la mayoría de nosotros, la alegría de viajar proviene simplemente de la oportunidad de probar una cultura desconocida. Ningún viaje sería completo sin atiborrarse de la cocina tradicional o deambular por los bulliciosos mercados. Pero, ¿y si llegases a encontrar todo cerrado y las calles casi desiertas?

Con el comienzo del Ramadán, muchos viajeros en las áreas musulmanas temen tales escenas. Las historias de restaurantes tapiados y huéspedes irritables abundan, pero ¿cuál es el verdadero impacto del Ramadán en los viajes?

¿Por qué se celebra el Ramadán?

El Ramadán es una oportunidad para que los musulmanes fortalezcan su relación con Alá. Los adultos sanos se abstienen de fumar, tener relaciones sexuales, beber y comer durante el día, y algunos incluso eligen no tragar saliva.

No es solo un tiempo para purificar el alma y volver a enfocar la atención en Dios. Es un momento de reflexión y consideración para dar gracias por lo que tienes en tu vida. También es un momento importante para pensar en los demás y realizar buenas obras. Esta práctica es considerada como uno de los cinco pilares del Islam.

Cuándo se celebra el Ramadán en 2018

Ramadán cae en el noveno mes del calendario islámico. En el año 2018 comienza el 15 de mayo y termina el 14 de junio. Los musulmanes de todo el mundo se abstienen de comer, beber, fumar y otras necesidades físicas durante el día.

Es poco probable que los huéspedes que visiten los resorts de Maldivas durante el mes sagrado sean “molestados” por el Ramadán; sin embargo, si lo sera para quienes visiten las islas locales.

Rompiendo el ayuno

El ayuno diario termina con lo que se llama Iftar, la primera comida tomada después del anochecer; las comidas y fiestas continúan hasta bien entrada la noche. El mes llega a su clímax con Eid al-Fitr, la fiesta del fin del ayuno, una fiesta de tres días que se caracteriza por el intercambio de regalos, visitas familiares y comidas abundantes.

Los viajeros no deben cumplir con las costumbres de Ramazan en público en Malé y las islas locales pero se prudente y sensato. La mayoría de las veces, los resorts operan en su propia pequeña burbuja, ajenos a lo que está sucediendo en el resto del país maldivo. No hay muchas diferencias entre otros países conservadores en todo el Medio Oriente, simplemente no comer, beber, fumar, besarse, abrazarse, tomarse de la mano o poner música alta en público.

La combinación de bajo nivel de azúcar en la sangre y cansancio casi siempre lleva a las oficinas gubernamentales y las empresas privadas a estar paralizadas durante el día, y el transporte público también se vuelve escaso y poco confiable.

Ramadán no se presta a planes inflexibles. Si tiene un itinerario estricto, probablemente sea mejor posponer su viaje. Sin embargo, puede ser un momento esclarecedor para conocer Maldivas, ofreciendo una visión única de la fe y la cultura de un país. Sí, los días serán tranquilos y la comida puede ser difícil de encontrar, pero los mercados nocturnos, las fiestas iftar y el espíritu comunitario son una compensación sensacional.

Cómo se vive el Ramadan en Maldivas

El Ramazan o Ramadan es celebrado con fervor en todas las Maldivas, y la práctica pública del ayuno es obligatoria. Se espera que los no musulmanes ayunen a puertas cerradas. Los restaurantes están cerrados durante el día: los hoteles de alto nivel a veces ofrecen áreas para comer, pero planifica con anticipación. Las noches son animadas, con personas que se reúnen para comer, beber, rezar y comprar. La gente cocina grandes comidas y luego se reúnen para hablar, comer, beber y divertirse hasta el amanecer, cuando el ciclo comienza de nuevo.

En las islas, como Hulhumale, las calles están desiertas y la ventaja es que la playa está vacía, aunque no podras consumir refrescos en la playa. Los isleños pasan sus días a puertas cerradas, descansando, durmiendo y mirando películas, esperando que llegue la noche.

Eid al-Fitr: después del ayuno llegan las celebraciones

Maldivas ha sido una nación estrictamente islámica desde el siglo XX, después de la conversión al Islam, por lo que después del Ramadán – el mes de ayuno, vienen las festividades de Eid. Este es el momento perfecto para que los turistas encuentren el verdadero Maldivas.

La gente de las Maldivas celebra diversos eventos y festivales con gran alegría y entusiasmo en las islas. Cada festival refleja la variada cultura y herencia de cada isla.

A medida que el mes de Ramadán llega a su fin, la comunidad musulmana comienza a buscar en el cielo la próxima luna llena. Cuando esto llega, toda la comunidad se reúne con un toque de tambores para disfrutar del festival de tres días de Eid-al-Fitr. Temprano en la mañana, hombres y mujeres se reúnen en la mezquita para realizar la oración. Posteriormente en cada casa se invita a una fiesta donde llegan familiares, amigos y vecinos.

Eid-al-Fitr es un festival importante celebrado por todos los musulmanes de las Maldivas. Se ofrecen oraciones especiales a Ala después de las cuales se llevan a cabo procesiones oficiales. La gente usa ropa nueva, se junta para comer, intercambia regalos y también entrega dulces entre sus familiares y amigos para celebrar el día auspicioso.

La gente se viste con sus mejores galas y muchos habitantes de la ciudad de Malé salen de la ciudad en dirección a otras islas, cuya gente celebra Eid de la forma clásica en que fue celebrado por los maldivos hace siglos.

Bailes culturales como Boduberu, Maali y Vedhuma Dhiun son solo algunas de las actividades que la mayoría de las islas nunca perderán y que seguro no te querrás perder si visitas Maldivas en esta época del año.

Consejos

Los siguientes puntos está pensados para ayudarte a aprovechar al máximo tus vacaciones y planificar en consecuencia:

  • Los cafés y restaurantes locales están cerrados durante el día hasta el atardecer, aproximadamente a las  18:15.
  • Las casas de huéspedes (guesthouses) y los hoteles que tienen restaurantes, sin embargo, hacen algunas excepciones y ofrecen comida y bebidas para los huéspedes que se hospedan allí. Aunque hay excepciones, por ejemplo en Male, Seahouse, Hotel Jen y en el aeropuerto Hulhule Airport Hotel no atienden a los residentes. Así que pregunta antes y no des por supuesto que te darán de comer en estas fechas.
  • Es poco probable que se espere que se abstenga, pero sea discreto; aquellos que están ayunando no disfrutarán de tener que verte comer el almuerzo o fumando.
  • Los servicios públicos de autobús y ferry no operan entre las 17:30 y las 19:00. Algunos horarios de ferry pueden cambiar por lo que es conveniente tener esto en cuenta.
  • Las empresas de servicios públicos, como los bancos y la oficina de correos, abren solo entre las 10:30 y las 13:30 y las oficinas gubernamentales trabajan menos horas.
  • Las tiendas cierran a las 18:00 para Iftar (comida nocturna con la que se rompe el ayuno diario) y la oración de la tarde y vuelven a abrir entre las 20:00 y las 20:30.
  • Evitar viajar el día de comienzo y de finalización del Ramadan ya que el riesgo de no poder viajar en ferry a tu isla o de no encontrar lugares donde comer es muy alto.

En general, es un período de tiempo en el que la vida en las islas locales durante el día es más tranquila y el ritmo de vida es mucho más lento, pero ¿no se trata de unas vacaciones?

Si bien algunos pueden considerar que visitar Maldivas es un desafío durante este tiempo para otros, ofrece la oportunidad perfecta para obtener una visión única de la fe y la cultura del país.

Leave a Reply